CEESEPE

BIO

Carlos Sánchez Pérez (Madrid, 1958-2018), más conocido como Ceesepe, nació en la España de la dictadura franquista que finalizó, al cabo de dos décadas, con el retorno de la democracia. Las prácticas artísticas fueron la única vía de evasión en un país gris y anodino. Esta exposición pretende rescatar el trabajo, ya histórico, de uno de los artistas españoles más prolíficos de los anos 80 y 90, y contribuir a darle visibilidad. Desde el año 1978 y durante casi una década, Madrid fue el origen y el punto de encuentro de una agitación llamada La Movida. Una explosión creativa y vital que convulsionó la juventud de la época.

Ceseepe contribuyó a dotar de un aire renovado y radical el panorama artístico español, actuando, además, como puente entre los dos principales focos artísticos: Madrid y Barcelona. Antes de convertirse en el pintor que extrajo poesía de las calles disidentes de Madrid, fue dibujante de historietas. Su obra en el ámbito del comic se desarrolló a lo largo de apenas diez anos.

Su influencia y resonancia no se limitó a ese periodo y, hoy, décadas después, se presenta como un singular espejo de la vida que siguió a la muerte de Franco y el fin de la dictadura. Políticamente incorrecto y contestatario por naturaleza, el cómic permitía a un principiante como Ceesepe experimentar con el dibujo y también con sus posibilidades narrativas.

Sin embargo, el medio pronto se le quedó corto y la obra de Ceesepe empezó a mutar atraída por las posibilidades de la pintura. Las viñetas crecieron, el color empezó a conquistar el terreno y las historietas, cada vez más sofisticadas y trabajadas, se convirtieron en propuestas pictóricas que anunciaban lo que estaba por llegar.

Antes de abandonar definitivamente el cómic, Ceesepe creó la cartelería de la ópera prima de Pedro Almodóvar, Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, y escribió, dibujó y rodó junto con García-Alix una joya del cine amateur: el mediometraje El día que muera Bombita, cuya colorista y dramática versión cómic despliega la personalidad del futuro pintor.

Las obras de Ceesepe representan una fiesta abarrotada y una sexualidad disidente. Lánguidas señoritas, apaches, marineros, clarinetes y trompetas, jazzistas negros, Paris la nuit, signos del zodiaco, imágenes de asesinos con navajas que se reflejan en espejos, Belle Epoque, seres galácticos puntiagudos, cuerpos desnudos de chicas imposibles mezcladas con ángeles del infierno, animales extraídos de la locura de El Bosco.