Sixe Paredes – CÍRCULO SAGRADO

Sixe Paredes – CÍRCULO SAGRADO

02.06.2020 — 10.09.2020

Sobre la exposición Círculo Sagrado

«En el arte, la naturaleza sigue buscando expresarse»
 Ángela Molina

En palabras de Laura García-Borreguero Gómez: la crítica a las estructuras del estado-nación monocultural y del capitalismo neoliberal, protagonizados en gran parte por movimientos indígenas y otras fuerzas populares, son una manifestación del descontento social e impugnación no sólo de los efectos sociales, económicos y medioambientales del modelo neoliberal, sino que se dirigen también al sistema político en su conjunto. Esto no funciona y urge un cambio de paradigma. Es ahora o nunca.

Situado en la toma de conciencia de este problema, y desde la obligación ética como artista de unirse a un llamamiento por la vida en la Tierra, Sixe Paredes construye estas obras para la presente exposición. Su relato ha estado siempre íntimamente vinculado a la Naturaleza y a las culturas ancestrales e indígenas que propugnan formas de vida respetuosas con los seres que les rodean, custodiando un equilibrio armónico, un mantenimiento del círculo sagrado que es nuestra madre Tierra, generadora de todas las formas de vida.

Por paralelismos con la magnitud que este problema que debería ocupar en nuestras mentes, el artista trabaja con obras de gran formato, que remarcan esta idea. Utiliza, de forma diferente a sus trabajos anteriores, una gama monocromática. Sus obras, conocidas desde hace años por una luminosa y variada paleta de colores, se circunscriben en esta exposición a tonalidades del verde y el azul, que nos hablan de hidrosfera y biosfera, los elementos perjudicados en este problema. En palabras del propio Sixe: estos dos colores, verde y azul, en mi cosmovisión, representan: cielo y tierra, universo y naturaleza, conciencia y respeto.

Las obras que reúne esta exposición se presentaron por primera vez, a finales del 2019, en el CEART, Centro de Arte Tomás y Valiente de Fuenlabrada.

Se articula a partir de diferentes estilos, que van desde la Abstracción Pictórica más pura, con la que hace un guiño con difuminados y golpes líquidos que se escurren, hasta sus orígenes en la pintura en la calle. Simultáneamente, dialoga con otros lenguajes en los que la forma se hace y se deshace, acompañando lienzos con piezas hechas con ensamblajes de varios materiales: lanas y cuerdas, cuentas y barras de maderas pintadas. Y llega hasta la trasmutación en el uso de los mismos elementos simbólicos, que explora con otros soportes artísticos, como el videoarte o la utilización de textiles urdidos a mano, que siguen tradiciones ancestrales de origen mesoamericano, fruto de su experiencia artística en Perú.

Esta exposición refleja, a su vez, la transformación que se ha ido produciendo en el lenguaje artístico de Sixe, así como los diferentes soportes que han ido adoptando sus trabajos. El artista trabaja la alteración de sus elementos compositivos y, en último término, la disolución de la oposición figura-fondo hacia una total abstracción, no solo la de un motivo pictórico, sino de la función pictórica en sí. De un plano bidimensional como es el lienzo, pasa a otros soportes tridimensionales como el ensamblaje textil.

En esta serie de trabajos traslada la idea pictórica a lo tridimensional, realiza una transmutación con materiales diversos, lana, cuerdas, abalorios y piezas de madera pintadas por el propio artista, tejidos a mano por él, en una superposición de elementos con solución de continuidad que podríamos denominar Pintura Expandida.

Como el propio Sixe señala:  hoy en día, en el mundo en que vivimos, estamos saturados de imágenes masticadas, que no invitan a reflexión alguna, sinó todo lo contario: al aturdimiento mental, induciendo a la no-reflexión, a olvidarnos de utilizar nuestra imaginación innata, nuestra mente creativa.

Laura García-Borreguero remata: Sixe , en sus trabajos para esta exposición, nos invita a la reflexión, al pensamiento creativo no impostado, porqué en un mundo donde se aplaude el individualismo, Sixe nos recuerda aquello que nos une, lo que nos conecta, lo que nos recuerda lo que nos es común a todos, lo que compartimos.

A pesar de su trayectoria internacional, Sixe Paredes no exponía en Barcelona desde el año 2011.

Ha sido una suerte y una gran alegría habernos encontrado con sus obras y que ahora podamos disfrutarlas en la galería.